¡YES&CLICK! 2012... PRESENTACIÓN

jueves, 26 de febrero de 2009

POR EL RESPETO A LAS DIFERENCIAS INDIVIDUALES

Es tristísimO... ahora que parece que más o menos todas las personas que trabajan con perros se van sensibilizando y acercando a un tipo de adiestramiento, energía y proyecto en común, algunas personas sigan perdiendo su tiempo en una lucha sin sentido por ver quién es más positivo o quién hace las cosas mejor.

Está más que demostrado, que se puede llegar a ser Campeón del Mundo de una especialidad sin haber hecho uso de una herramienta como puede ser el “Clicker”, igualmente, para una relación sana y cordial con un perro no es requisito imprescindible su utilización. Prácticamente, en casi todas las especialidades deportivas caninas se utiliza el “Adiestramiento en Positivo” con mucho éxito, y esto no implica necesariamente tener conocimientos sobre Clicker.

Cada vez más se habla desde una perspectiva positiva y paciente, pero esto debe ser sólo en perros, entre humanos seguimos con los métodos de siempre: ¡¡Acción -Reacción!! Cada vez están saliendo más grupos llamados X “...en positivo” y resulta que NO existe ningún tipo de cohesión grupal, puesto que si lo hubiese, se caracterizaría por “el respeto mutuo” permitiendo que cada persona satisfaga sus necesidades individuales no intentando imponer unas directrices sin ningún tipo de flexibilidad. Habrá que recordar que una persona no es un grupo, pero un grupo no existe sin las personas individuales que lo componen.

Resulta paradójico, que uno para rendir con su actitud positiva quiera “escuchar un sólo canal” en vez de tratar de sintonizar varios a la vez… y resulta que debe cambiar el canal por otro más adecuado porque el que está escuchando está cargado de pensamientos y mensajes negativos, y esto, menudo favor hace a las personas que SI queremos trabajar honestamente. Ya está bien de tener que añadir la palabra “POSITIVO” para dejar claro que no maltratamos a nuestros perros.

“Clicker Training” no es ninguna marca comercial... ni lo es todo en adiestramiento... es una de las muchas filosofías que hay para trabajar con un animal... y para poder demostrar al mundo que merece la pena ésta metodología hace falta mucho más que hacer cursos y teorizar continuamente.

Con perros no hay nada FIJO, no existe un PATRÓN o única presentación de entrenamiento, cada una de las fases del aprendizaje es como un traje hecho a medida, se parte de unas BASES COMUNES, teóricas, como en el traje se parte de una nociones básicas de patronaje. Después, la aplicación y desarrollo de cada una de las habilidades es una cuestión INDISCUTIBLEMENTE INDIVIDUAL, como lo son las medidas para el traje a medida. En definitiva, aún existiendo unas bases comunes, el resultado no es el mismo.

A mí, perdonarme, pero me resulta enternecedor ver cómo cada persona escoge libremente sus técnicas y tácticas, aprende a comunicarse con su perro (sin ningún tipo de herramienta) y a establecer un manual que sólo ellos conocen... y que nadie más tiene derecho a cuestionar/criticar.

En el mundo del adiestramiento no hay lugar para la imitación, por lo que es inmensamente FALSO que si utilizamos una misma herramienta y/o seguimos mismos patrones podamos sacar el mismo rendimiento/beneficio. La mano humana, por desgracia, puede invalidar hasta la mejor herramienta.

Con los perros se habla mucho de refuerzos-recompensas pero no de “Economía de Recompensas” ... que es más importante...(delimita que más vale reforzar los pequeños avances que no sólo el objetivo final) y así parece que educamos en positivo, NO es del todo cierto (…y es fácil entenderlo cuando has trabajado con muchos perros) que al recibir recompensas por las conductas acertadas-deseadas nuestro animal APRENDE a tomar la decisión CORRECTA y realizar esa conducta cada vez que se la pedimos, ojalá fuera tan sencillo y tan simple... ¡!!! Todos estaríamos encantados ¡!!

Las recompensas, de entrada, parecen mucho más deseables que los castigos, pero, en el fondo tienen muchas trampas ocultas. El uso de recompensas, de hecho, no DIFIERE demasiado del uso de castigos, ya que la PRIVACIÓN de una recompensa EQUIVALE igualmente a un castigo. Algunos animales pueden volverse igual de ansiosos e inseguros que los que reciben castigos. Utilizando exclusivamente recompensas se consigue que nuestro perro “quiera” hacer/repetir lo que pedimos/mandamos/ordenamos ( ...esto no es lo mismo pero camuflado???? ...o es que le pedimos al perro ahora las cosas por favor???) ...pero probablemente no se solucione los problemas SUBYACENTES ni se transmitirá ningún valor.

Las investigaciones también han puesto de manifiesto que el uso indiscriminado de recompensas puede ser CONTRAPRODUCENTE, puesto que hace/provoca que tanto en humanos como en animales se pierda muy rápido el interés por la conducta recompensada (al destruir una de las motivaciones más importantes, la motivación intrínseca). Aunque las recompensas y los castigos a veces “pueden” dar buenos resultados a corto plazo, eso no justifica su uso.

Tener un perro bien educado y con ganas de cooperar va mucho más allá... el clicker se queda muy corto... los animales que se muestran más cooperativos son aquellos cuyos dueños son SENSIBLES a las señales que éstos les envían, han aceptado la mayoría de sus comportamientos evolucionando y evaluando cada situación intentando no IMPONERLES su voluntad de forma violenta.

Se puede o no utilizar el “Clicker” en Adiestramiento en Positivo, la utilización de él es sólo un complemento en la etapa de aprendizaje, un componente adicional para construir conductas, modificarlas y/o experimentar en los diferentes niveles de dificultad (básico-medio-avanzado) El clicker proporciona claridad, comodidad, concentración y “proactividad” (capacidad de un perro de implicarse en el trabajo actuando de forma propositiva) mejorando el vínculo afectivo y ayudando al perro a resolver problemas de una manera sencilla, pero a todo esto hay que sumarle mucha práctica y muchos errores si queremos lograr un adiestramiento de calidad. En este tipo de estimulación mental hay que DOBLAR la evaluación, nunca simplificarla quitándole cantidad y calidad de información que puede hacer mejorar aún más el rendimiento de nuestro perro.

El clicker no es mágico ni tiene poder para completar un ciclo de adiestramiento y educación social, hacen falta otros muchos recursos, señales secundarias, notas informativas, afecto, mucho afecto, ...y un montón de paciencia y respeto para dar comprensión y estabilidad a las conductas que hemos arrancado con entrenamiento con clicker o simplemente en positivo.

Como apunta Carlos Alfonso en su libro: Cognitivo-Emocional
En este trabajo no hay buenos adiestradores sino aquellos que COMPRENDEN lo que hacen, por qué lo hacen, y cómo deben hacerlo. Sin comprensión de los conceptos no existe avance ninguno.

...y lo que está muy claro, es que cuando existe un resultado óptimo detrás hay una gran dedicación y constancia. En definitiva, cuando se dice que los hechos HABLAN más que las PALABRAS por algo será, no?? Aunque simplemente sea por esto... respetemos todos los trabajos, aprendamos de ellos (cada uno ve lo que sabe) y maduremos, de esta forma nuestros objetivos aumentarán y enriquecerán, de la misma manera que nuestro perro aprende, evoluciona y madura cada una de sus conductas.

Intentemos evitar conflictos/problemas asociados a la permisividad (ignorar los comportamientos no deseados), lo mejor es ser SINCERO, comunicarse con CLARIDAD y actuar con decisión (pero NO de forma PUNITIVA), informar nunca ha significado castigo y es muy importante hacerlo en la vida.

Hay un enfoque llamado “Disciplina Democrática” que es interesante conocer porque es un enfoque en el que nadie sale ganando a costa del otro, en él está prevenir los conflictos ANTES de que OCURRAN.

El entorno IDEAL sería aquél en que nunca fuera necesario decir “NO”, pero incluso en un entorno ideal seguiremos teniendo conflictos con nuestros animales, si llevan un ritmo de aprendizaje correcto necesitarán “investigar/experimentar” con todo tipo de estímulos, no se puede obviar este tema porque en él se encuentra la clave para una convivencia sana y equilibrada.

Un ambiente que POTENCIE el aprendizaje no exige demasiado esfuerzo ni grandes conocimientos, sÓlo requiere de mucha paciencia y atención, capacidad de saber responder adecuadamente a las demandas de nuestros perros y ofrecerle diferentes formas de lograrlas. A través del juego se potencia el desarrollo cognitivo sin hacer falta la utilización de herramientas condicionadas como es el caso del clicker, collares, etc.,

Deja que tu perro elija la estimulación más apropiada, si le proponemos asiduamente juegos/actividades podrían acabar perdiendo su espontaneidad y propia iniciativa. Hay animales que acaban “dependiendo” de esos juegos para no aburrirse y se vuelve a dar el caso que terminan “no apreciando” la recompensa. Por este y otros motivos... hay que “AJUSTAR” mucho la enseñanza con herramientas… éstas pueden provocar excesivo estrés, DEPENDENCIA, ansiedad, aburrimiento y lo que es peor “desinterés” hacia la persona de referencia.

...y digo “ajustar” no quedarse en las primeras fases sin dar consistencia y comprensión a la conducta empezada ¡¡Esto es muy fácil!!

La educación en positivo no necesariamente va ligada a una herramienta, se puede combinar, pero no es imprescindible, siempre dependerá de la actividad que practiquemos. Desde luego, sólo aquellas personas que tienen un buen manejo de la herramienta en una actividad concreta (Obediencia, Agility, Trickdogging, Frisbee,…)...serán las más cualificadas para dar consejos, formación y/o especializaciones.

Marcarse un objetivo específico ayuda a conocer qué parámetros trabajar y, sobre todo, si se ha alcanzado (muy importante en la comunicación con nuestro perro y su influencia en la motivación).

Hay diferentes clases de recompensas para reforzar una actitud y conducta: de ejecución, personales, externas, que cada uno escoja con la que empatice más y/o se identifique con sus d.i. (diferencias individuales).

Todo no vale para todos, en el aprendizaje individual está el que un perro pueda desempeñar una labor social buena, realizar una actividad muy dignamente y comportarse sanamente en cualquier entorno.

Dejemos ya la tan pesada política del positivo y de teorizar tanto, pongámonos más a construir conductas y/o modificar las que consideremos no aceptables, precisamente en el arte de enseñar con respeto y cariño está la evolución y madurez mental de nuestro perro.

No perdamos tiempo y aprovechemos los escasos años que los tenemos a nuestro lado, disfrutemos de y con su educación.

Cada uno que escoja con qué divertirse y con quién, qué herramientas utilizar y cómo utilizarlas, el juego de roles ha comenzado... y yo tengo muy claro como quiero sentirme mientras lo desempeño/juego.

Hagamos un proyecto en común, toda esa energía utilicémosla para aprender y evolucionar, que la sinergia vuelva a aparecer para que el resultado general sea mucho más productivo o igual que cualquier resultado individual. Solo falta ponerlo en práctica, que es lo que marca la diferencia entre la persona que trata de compaginar lo que quiere ser y lo que es, de la que mantiene un estado de frustración al no poder aunar ambas posturas.

Pere Saavedra

8 comentarios:

Jose Antonio dijo...

Hola Pere, me parece muy acertado tu articulo y también soy de la opinión de que las marcas en el adiestramiento no favorecen para nada la evolución de esta maravillosa profesión.
El adiestramiento es el todo y como tal debemos aprovecharnos de todos los conceptos que existen dentro de el y ponerlos al servicio de nuestros amigos los perros.
Últimamente no me gusta los enfrentamientos que se están produciendo con respecto a si el clicker es tal...o si el positivo es pascual...o si el cognitivo es papapa.....
Cuando se piensa en solo una manera de hacer las cosas y se defiende a capa y espada...dice mucho de la falta de preparación y experiencia de un adiestrador....
Por mi parte me gustaría que esta gente que critica tanto otras maneras, formas, métodos, técnicas, filosofías...tuviesen la honradez de decir y hacer las cosas como dicen ellos mas en "POSITIVO" relacionándose y comunicándose de manera mas respetuosa con el resto de profesionales, aficionados, deportistas, particulares....con la única intención común de seguir ayudando a mejorar las relaciones entre los humanos y todos los animales en general....pero es absurdo decir todo esto cuando no somos capaces de crear unas buenas relaciones y comunicación entre nosotros mismos los humanos "LA GRAN ESPECIE SUPERIOR".

NOTA: Creo que antes del clicker la mejor herramienta que todo el mundo debería saber y utilizar es conocerse a si mismo para poder empezar a crear una relación, educación y adiestramiento con su perro lo mas maravillosa posible.

Un abrazo a todos los amantes y amigos de los animales.

José Antonio Gómez
GRUPO YAAKUN

ausie dijo...

Hola Pere:
Me ha parecido un artículo (y sabes que yo no digo esta palabra con facilidad) muy digno, que sienta bases que deberian ser comunes a todos nosotros.
En el a aparecido mi modalidad de "adiestramiento preferida".
El adiestramiento social.
Adiestramiento que enseña a nuestro amigo a moverse por el mundo que le tocará vivir.
Un mundo lleno de cosas buenas y malas que tendrán que aprender a asumir.
No es bueno que los niños griten, pero va en ser niño la garantía de que gritará.
Es bueno que el perro explore pero... si lame un cable le dará corriente.
Ojalá y los perro pudieran vagar libremente por el mundo, pero los peligros que eso conlleva están ahí y ponen en peligro la salud de uno de los nuestros.
Ya me gustaría a mi que fuera de otra manera, pero si mi cachorro está lejos de mí y a punto de morder un cable, gritaré NO o lo que haga falta para que no lo haga.
Teóricamente hablando, no tengo idea de si será refuerzo o castigo, pero si se para el tiempo suficiente para impedir que se lleve una descarga, me doy por satisfecha.
Otra cosa es la necesidad de haber gritado "No" que dependerá de la urgencia, o de mi capacidad emocional en ese momento.
Si después de parar el hecho en sí, no le regaño. ¿Porqué es negativo lo que hago?.

Richard y(Sony-Tessa-Lucky) dijo...

Antes que nada… Pere… enhorabuena por tan fantástica aportación, que como bien sabes comparto y suscribo de principio a fin.

Intentando “resumir” mi postura a este respecto, con lo ya escrito en mi Facebook sobre este asunto, añadiendo más reflexiones:

Por favor no os dejéis engañar...que incluso hay quien con MALA FE predica que "Clicker training" y "Educar en Positivo" es "LO MISMO"...y que si no utilizas los "dogmas de fe" del Clicker training NO es Educación en Positivo!!!
Vamos a ver...de una vez por todas...una cosa es querer "vender" tus conocimientos y ganar dinero...y otra es intentar engañar de forma "fraudulenta" a quien de buena fe quiere empezar en esto.
Decir que para Educar en Positivo tienes que hacer Clicker Training, no solo me parece una de las mayores falsedades que se pueden llegar a decir...sino que simple y llanamente es MENTIRA.
De verdad espero que se deje de intentar llevar la Educación en Positivo como medio para ganar dinero y promocionarse públicamente...que ya está bien...entonces y solo entonces la gente empezará a aprender y practicar de verdad con cariño y respeto por sus peludos amigos, porque en lugar de un mero método comercial...será una filosofía de vida...eso SÍ será una FILOSOFÍA DE VIDA DE VERDAD.
...y un detalle importante....para Educar en Positivo...NO hace falta ni siquiera el clicker (...y eso que yo lo utilizo), pero no creo en absoluto que alguien que NO trata en positivo, con educación y con respeto al resto de personas...pueda trabajar en positivo con los perros...precisamente por eso...porque es una filosofía de vida...con PERROS Y PERSONAS.

Y es que el problema empieza cuando se intenta "IMPONER" un "catecismo" de cómo utilizar el clicker (y lo que no es el clicker también) y todo lo que no sea aplicar el "catecismo" se dice que no es CLICKER TRAINING...pues mira que bien!!! Que alguien se quiere apropiar de la exclusiva en la utilización y enseñanza del uso del clicker (y de todo lo referente al adiestramiento en positivo)...pues nada…a seguir así….

Si por lo menos hubiera un MÍNIMO "respeto" a la forma de trabajar de los demás...todavía...se podría hablar de un EQUILIBRIO ideológico. Qué enriquecedor sería contar con tantos criterios INDIVIDUALES como personas involucradas en la Educación Canina basada en el respeto al perro y el rechazo a los métodos punitivos.

Que quieres definir el Clicker Training (así como cualquier metodología) por unas reglas fijas tasadas e inamovibles (cosas que es un error, puesto que el propio APRENDIZAJE y el PROGRESO es totalmente incompatible con el ESTANCAMIENTO E INMOBILIDAD de ideas), sin ninguna innovación ni aportación individual...adelante...pero es necesario EXIGIR un mínimo respeto a todos los que "de verdad" educamos y adiestramos en+ …y no solo predicando…sino incluso demostrando continuamente y de forma abierta nuestros trabajos. Incluso se ve constantemente críticas a TRABAJOS CONTRASTADOS expuestos públicamente… y hablando de falta de TÉCNICA o de supuestos errores…a esto solo voy a decir una cosa muy CLARA…basta de palabrería…y MOSTRAR públicamente vuestras técnicas para que podamos seguir todos aprendiendo.

Para mi resulta totalmente INADMISIBLE llegar a incluso "sugerir" que quién no sigue la "religión" impuesta, NO TRABAJA EN POSITIVO!!!!...hace falta muy poca vergüenza, además de falta de criterio, falta de conocimientos, por no hablar de resultados.
Si el esfuerzo que se desperdicia teorizando e intentando meterse con los que tienen/tenemos nuestros propios criterios y no seguimos las pautas "OFICIALES" del Clicker Training (término cada vez más comercial), si esa energía se tradujera en una verdadera lucha en pro de los verdaderos valores éticos en los que yo personalmente creo que se sustenta la Educación en Positivo, todo sería diferente.

Por esto, creo que lo peor de todo es el mensaje erróneo, confuso y la imagen que se está dando en perjuicio de la educación canina (sobra el decir en positivo).

Lo importante es que las cosas queden lo suficientemente claras...porque esto a veces parece de todo menos “positivo”...o no?? Es más como si pareciera una competición de quién es más positivo o de quién sabe clickar mejor...por favor...lo que pido es que dejemos a un lado cualquier tipo de interés...y nos dejemos de tanta crítica sin fundamento entre los supuestos "positivistas" porque si este hace esto o el otro hace lo otro...Hay otras muchas cosas mejores que hacer y más productivas en bien del que debería ser nuestro "Objetivo Común"......como mínimo...a los que no comulgamos con la metodología digamos "ortodoxa"...que nos dejen en paz. Vamos dicho de otro modo...que cada uno trabaje como quiera, pueda y sepa...y cada uno a lo suyo...ya que tantas diferencias parece haber entre nosotros.

Como bien dice muchas veces Pere: “CADA UNO VE LO QUE SABE”…qué gran verdad!!!

Por cierto aprovecho…y haciendo referencia a Carlos Alfonso, decir que en lo que cita Pere también estoy de acuerdo… como también coincido en muchas cosas con Carlos Alfonso en cuestión técnica y sobre todo de planteamiento, fundamentos, conceptos y muchas cosas más… Los dos (C. Alfonso y yo) tenemos claro que evidentemente nos separan otras cosas (aunque también creo que nos unen otras más fuertes) y al que porqué no decirlo agradezco el que me haya aportado “personalmente” una enorme cantidad de conocimientos, además de hacerme plantearme muchas cosas y “pensar”, para poder llegar a formar mis propios criterios…que seguirán EVOLUCIONANDO y CRECIENDO en todos los sentidos… siempre todo adaptado a lo que es MI filosofía de educación y adiestramiento canino.

De todo/s se puede sacar siempre algo interesante para nuestra formación, aunque solo sea para reafirmarnos en nuestro camino…aún así quién se quiera quedar estancado con los conocimientos que posea y siguiendo unos “dogmas” fijos…y que evidentemente creerá que son los correctos…¡¡perfecto!!...pero dejando y respetando SIEMPRE la LIBERTAD de los demás.

Richard Ibarburu

Carlos Alfonso dijo...

Hola a tod@s,
Es curioso que en este post coincidimos cuatro adiestradores que “nacimos” en el adiestramiento durante una época en la que la falta de respeto al perro y el dogmatismo fanático que no permitía la disensión ni la divergencia eran lo habitual.
Pere, Richard, Jose Antonio y yo mismo hemos intentado huir de esta visión del adiestramiento a través del estudio continuo y el seguimiento de una serie de normas éticas auto-impuestas. Esto nos ha ayudado a saber respetar al perro, pero también a ser concientes de que no basta con esto: hay que luchar contra el dogmatismo, sea el que sea, pues siempre está más interesado en “desenmascarar” disidentes que en avanzar, el dogmatismo es enemigo del progreso.
Los desarrollos técnicos, las ideas, pueden tener autores pero no tienen dueños: cada persona que las conoce y comprende debe hacerlas suyos, amoldarlas a sus otros conocimientos y a su forma de hacer. Los purismos son malos porque tienden al integrismo. Nada puede alegrar ni enriquecer más a un autor que un uso brillante de sus ideas, como pueda ser el cognitivo-clickero-emocional con el que bromeaba Pere en algunos momentos (gracias a varias ideas que me diste ya lo estoy aplicando con la mali, ¡gracias Pere!). Si alguien no desea que sus ideas se usen en colaboración con otras no es un autor técnico, es un gurú. No me gustan los gurús, al contar lo que saben dan una limosna a los que les escuchan. No comparten, disertan. No son compañeros. Y es una lástima porque considero que una de las mejores cosas del adiestramiento es compartir los conocimientos unos con otros, enseñando aquello que uno mejor conoce y aprendiendo dónde estemos más flojos: nadie lo sabe todo de todo.
Agradezco a Pere y a Richard los comentarios y agradezco sobre todo que sean capaces de explicarme sin acritud los puntos donde disienten de mi opinión, de escuchar con atención mi visión y que ese diálogo no sea un enfrentamiento nunca sino un continuo enriquecimiento. Mejor disensiones así que seguimientos fanáticos.
Lo que debe permanecer es la actitud ética de quien estudia y aplica el adiestramiento: el respeto por el perro y su integridad como individuo y compañero. Esto debe llevar a cambios y adaptaciones del adiestrador para ser eficaz sin faltar a dicho principio. Es la ética y no la técnica lo que, en mi opinión, debe mantenerse en el tiempo.
La visión de los adiestradores en positivo que más conozco y cuyo trabajo respeto por que me parece incontestable y honesto (como puedan ser Pere o Richard, por citar sólo a los que han escrito sendos artículos), se refiere al trabajo que resulta positivo para el perro, no al uso exclusivo de refuerzos positivos y/o castigos negativos. Es cierto que usar un post-it o una goma del pelo en el hocico del perro es usar un refuerzo negativo, pero de tan baja intensidad que no causa efecto nocivo alguno en el perro ni activa el distrés. Creo que afirmar que excelentes trabajos, como el que muestra Enrique con Kenal, no son trabajos positivos es una reducción al absurdo del concepto, que lo desfigura, lo banaliza y consigue que sea una caricatura de lo que debería representar ¿también expulsamos del paraíso positivo/clickero a Mary Ray, que incomoda con un post it o “molesta” en las patas para conseguir conductas? Hoy está demostrado que los refuerzos negativos de muy baja intensidad (mínima molestia, como una goma del pelo para un perro normal) activan rutas neurales complementarias y sinérgicas a las de los refuerzos positivos facilitando la implicación del perro en el trabajo y un aprendizaje más consistente y afinado. Esto no genera de ninguna manera estrés negativo en el perro (porque recordemos que existe el eustrés, que es una forma positiva de estrés que ayuda al aprendizaje positivo), afirmar lo contrario no sólo es extremista, es científicamente falso.
Todos los adiestradores que realmente viven la dificultad del adiestramiento conocen la importancia de hacer concesiones a la realidad, en el blog de pdt spain leo a Morten Egtvedt decir en su curso gratuito de clicker: “acostúmbrale a un poquito de rudeza, ha ser manejado por ti y por otra gente de manera un poco desagradable (aprenderá a gustarle)”, “El conocimiento envejece rápidamente, así que mantente informado” y “Si descubres cualquier nuevo método de entrenamiento que sea más efectivo que el clicker training (y siga siendo ético) cambia a ese método el mismo día y ¡nunca mires atrás!”.
No puede suceder, que se “expulse” del adto. Positivo a alguien por poner una goma del pelo al perro o que, como dice Emi, se tenga miedo a contar que se le ha dado un grito al perro para que no se electrocute sin temor a que el cuerpo inquisitorial nos ataque. Ian Dunbar, en el curso que impartió, dijo que, aunque a él no le gustaba y no lo usaba, remitía algunos casos puntuales a un adiestrador especialista en el uso de collares eléctricos porque era la única solución para no eutanasiar al perro ¿no es positivo o ético Ian Dunbar?
Es cierto que ser flexibles en los conceptos puede hacer que la gente abuse de esta flexibilidad, la generalice o la malinterprete, pero sin flexibilidad tenemos un cuerpo doctrinal alejado de la realidad e ineficaz para el progreso, capacitado sólo para mirarse a sí mismo. Malo será cuando viendo una sesión de adiestramiento nos preocupe más la ortodoxia de la técnica que los resultados en el perro (resultados éticos y técnicos). Si en la sesión de Kenal veo antes el refuerzo negativo que a un perro feliz, sin estrés y un adiestramiento eficaz que avanza respetando al perro creo que será hora de cambiarme las gafas.
No se trata de quién es mejor con el clicker, quién hace el adiestramiento más cognitivo o quién es capaz de localizar más señales de calma durante una sesión, se trata de ser capaces de evaluar si nuestro adiestramiento respeta la integridad del perro, contribuye a su felicidad y avanza hacia sus objetivos de aprendizaje. Quien cumple estas premisas seguro que está en el buen camino y puede ayudarnos a todos los que caminamos junto a él.
Un saludo muy afectuoso a quienes hayáis llegado hasta el final de este escrito ¡qué largo me ha salido, leche!

Adiestramiento canino Tarragona dijo...

Uff llegar hasta aquí me ha costado XD, no se quien ha hecho el tocho-post más largo XD.

Me encanta este artículo y todas sus respuestas.

yo hace tiempo que me positivicé y luego me despositivicé (gracias a Carlos), por qué lo hice? pues precisamente por que Comprendí que no son más positivas unas herramientas u otras, si no que lo que importa es el resultado, que el perro viva feliz y su dueño también, y si para ello he de usar un collar de impulsos lo usaré.

Intento por todos los medios usar tecnicas positivas, pero cada perro es diferente y no estoy hablando de mis perros, si no de los de mis clientes, que acuden a mi para solucionar(y lo más pronto posible)conductas que les preocupan o interfieren en su vida diaria.

Me molesta mucho que en el adiestramiento "en positivo" no se escuche ni respete a los demás y que para colmo te "excomulguen" diciendo que si no haces lo que ellos no eres positivo....Yo antes de que eso pasase....me excomulgué solita XD

Ya hace tiempo que dejé de "pelearme" para escuchar a todos y centrarme más en los resultados que en las teorias de gente que se debe pasar la vida detrás del pc criticándonos y que se centran sólo en "vender" su producto, sin compartir su supuesta sabiduría a no ser que pagues por ello.

voy a seguir aprendiendo de todas las técnicas positivas o no para usarlas en beneficio del perro.


Yo no os gano en tocho post ;)

idayra dijo...

yo solo se que un buen adiestramiento se basa en el amor y el respeto hacia el mundo del perro en general,sea cual sea el metodo, cada perro es un mundo y cada problema una solucion.
yo si ke no gano en tocho post .

Amparo Fortea dijo...

Hola Pere, como siempre, me quito el sombrero ante tí y te agradezco el regalo de tu valiosa experiencia. Gracias por decir lo que muchos sabemos pero solo comentamos en "petit commité". ¡Qué miedo!

Tambien aprovecho para agradecerle a Carlos Alfonso, su comentario sobre las ventajas que tiene utilizar "molestias" de baja intensidad para "encender" el "pensamiento canino" sin disparar ningún detonador "impulsivo", ayudándo por lo tanto, con comprensión del ejercicio. "Piensa, antes de actuar".

Algo que llevo predicando desde hace 25 años (cuando trabajaba con perros guía en Estados Unidos). Uff! como pasa el tiempo.

Es una lastima que teorìas muy válidas, acaben en el saco roto de la "observación", y que si no está confirmado de forma "empírica", no se puede considerar "ciencia".

Gracias Carlos, acabas de convertirte en mi "héroe"

Nos veremos pronto en Valencia.

Amparo Fortea
CIM

Mª José dijo...

Muy, pero que muy interesante este post, que dos años después, es muy actual, porque más o menos se continúa igual.

Como todo en la vida, todo lo que sean radicalismos, dogmatismos, etc... no son buenos, ya que no nos ayudan a evolucionar. Pero parece ser que en el ser humano, hay mucha tendencia a estas actuaciones.

Yo vengo de la Educación Musical, y he sido profesora muchos años. En este mundo muy también muchos dogmas, sobre todo dentro de la "Música Clásica".
Pero en el Mundo Canino, he podido comprobar que es aún pero. No se si es por no haber nada Reglado u Oficial, o por el gran Intrusismo, etc... la cuestión es que hay muchos malos rollos y muy poca unión entre Educadores o Adiestradores Caninos.

Mi opinión, por mi formación, que ha sido en gran medida, autodidacta, y por mi experiencia, es que no se puede pensar que uno tiene la verdad sobre algo o que como uno lo hace es lo mejor.
Para mi lo fundamental es basarse en dos grandes pilares. Uno es el RESPETO hacia el animal que tenemos y con el que queremos convivir. Si lo tenemos en cuenta, seguro que haremos un trabajo muy digno y gratificante para ambos. El segundo es el CONOCIMIENTO, el estar en contínuo proceso de aprendizaje, y tener una mente abierta para el análisis de lo que aprendemos, nos ayudará a evolucionar y mejorar día a día.
RESPETO y CONOCIMIENTO, para mí es lo importante.

Es un placer seguir vuestros trabajos y leer vuestras aportaciones al Mundo Canino en General, Pere,Richard, Jose Antonio y Carlos Alfonso.

Un saludo.